Legalizaciones de Edificaciones

hernan-lucio-53800-unsplash.jpg
hernan-lucio-53800-unsplash.jpg

Legalizaciones de Edificaciones

from 490.00

Cuando la administración haya detectado la infracción, dará al propietario un plazo de 2 meses para que legalice la situación, en el caso de no hacerlo o no ser posible su legalización, ordenará la demolición inmediata de las obras.

Si no se detecta la infracción, el plazo de prescripción es de 4 hasta 8 años, según la comunidad autónoma. La prescripción de la ilegalidad no implica que la obra ya esté legalizada, indica que ya no se podrán tomar medidas sancionadoras.

Si las obras realizadas están adaptadas a la normativa, el propietario podrá solicitar la legalización presentado el proyecto de legalización en el ayuntamiento. Si todo está correcto, el ayuntamiento concederá la licencia final de obra y por lo tanto, la obra quedará legalizada. Si las obras realizadas no se adaptan a la normativa pero, con ciertas modificaciones pueden adaptarse, el propietario deberá realizar las obras de adaptación. En este caso, el propietario presentará el proyecto con las obras ya realizadas y las de adaptación a la normativa. En el caso de que las obras realizadas no se adaptan a la normativa y tampoco se puedan realizar obras para su adaptación, no se podrá realizar proyecto de legalización y el ayuntamiento podrá solicitar su demolición durante los primeros años antes de que prescriban. Si ya hubieran prescrito, las obras realizadas pasarán a quedarse "fuera de ordenación" y no podrá realizar proyecto de legalización.

Tamaño:
Quantity:
Add To Cart

Pasos a seguir

  1. El propietario se dirige al ayuntamiento para saber si es legalizable su vivienda.

  2. El ayuntamiento confirma que es legalizable. Si no, pueden darse dos situaciones: que se pueda adaptar mediante la realización de obras o que ni siquiera con obras, pueda legalizarse.

  3. El propietario contrata un profesional competente (arquitecto o arquitecto técnico).

  4. El arquitecto consulta con el arquitecto municipal la documentación a presentar.

  5. El técnico realiza el Expediente o Proyecto de Legalización (proyecto técnico). Se solicita la licencia de legalización.

  6. El propietario paga las tasas.

  7. El ayuntamiento comprueba que la documentación entregada se ajusta a la edificación existente.

  8. Se otorga licencia de primera ocupación.

  9. El propietario registra la propiedad y paga los impuestos correspondientes.